¿En quién pensamos cuando digitalizamos?

por | Dic 5, 2018

El fin de año es como siempre frenético. Siempre queremos organizar el año para no tener que cerrar proyectos en el último cuarto. Pero la realidad es que a partir de Septiembre, todo se acelera y no queda otra que apretar.

Durante las últimas tres semanas, parte del equipo de mLean ha estado visitando diferentes plantas, potenciales clientes y alguna feria entorno a la industria conectada, tanto en Europa como en EEUU. Uno de los puntos fuertes en las soluciones de mLean es que tenemos implantaciones Lean Manufacturing de primer nivel. Eso hace que nuestros productos se enriquezcan mucho y muy rápido gracias a experiencias reales.

Pues bien, quería compartir una reflexión que me ha venido a la mente al hablar con mis compañeros de sus experiencias. Detectamos una tendencia que parece ser bastante común. Os pongo en contexto. De sobra es sabido que las reuniones diarias tanto de producción al inicio del turno, como de respuesta rápida a problemas, son muy útiles, nada nuevo hasta aquí. El objetivo está claro, favorecer la comunicación entre equipos de producción y un escalado rápido de problemas a la jerarquía. Todo ello, con una duración limitada a unos 30-40 minutos al día en total. Estas reuniones se realizan en salas, generalmente acondicionadas cerca la línea de producción y generalmente sin sillas, para evitar que se alarguen en el tiempo. En esas salas existen infinidad de paneles con decenas de indicadores que se rellenan en la mayoría de los casos a mano.

En Mobile Lean nos pegamos, literalmente, a las personas en el terreno. Vemos cómo respiran, cómo actúan, cómo sufren y cómo sacan el trabajo adelante.

La tendencia que nos estamos encontrando es la siguiente. Cada vez más frecuentemente nos encontramos con grandes pantallas, táctiles en algunos casos, que se utilizan para mostrar cuadros de mandos en formato Web y/o en algunos de los casos ficheros Excel y alguna otra herramienta ofimática.

Nuestro punto de vista es el siguiente. No estamos en contra, ni mucho menos. Creemos que es el camino natural al que han de tender la industria. Sin embargo, dejo unas preguntas lanzadas. ¿Por tener estas pantallas ya somos digitales? ¿Qué pasa con la fuente de los datos que en su mayor parte depende de las personas? ¿Una inversión tan alta para que en el mejor de los casos se utilice una hora máximo dos al día?

Hemos llegado incluso a ver casos en los que las personas siguen rellenando los datos en papel y luego perdiendo el tiempo pasando esa información a formato digital para luego llegar a la reunión y poder usar la pantalla de 80” con unos buenos datos. ¡Es increíble!

trabajo en el terreno - ¿En quién pensamos cuando digitalizamos?
  • Twitter
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Google+
  • Facebook

 

¿Les hemos preguntado a nuestros jefes de equipo si esa era la primera necesidad que había que cubrir? Pues bien, en mLean nos pegamos, literalmente, a las personas en el terreno. Vemos cómo respiran, cómo actúan, cómo sufren y cómo sacan el trabajo adelante. Y os podemos garantizar que ninguno nos ha dicho nunca: necesito una pantalla en la sala de reunión diaria de producción. Nos piden un montón de cosas relacionadas con la gestión de las personas, formación y gestión de su polivalencia, por ejemplo, pero nunca una pantalla en una sala de reuniones a la que se accede detrás de una puerta.

Los datos son importantes, pero las personas más. Por eso en mLean, dotamos a las personas de movilidad y de soluciones simples, robustas y conectadas.

Y no estamos diciendo que el management visual, digital o no, sea poco importante. Todo lo contrario. Es la clave para dar la transparencia que necesita una industria que quiere cambiar su forma de actuar para con las personas. Pero creemos que antes de dar ese paso e invertir en unas pantallas realmente caras y cuya obsolescencia es más rápida, debemos ver cómo podemos ayudar a nuestros actores protagonistas, los que están en el terreno todo el tiempo, ayudando a quien realmente aporta valor añadido que son los operarios y las máquinas.

Los datos son importantes, pero las personas más. Y necesitamos que aporten el valor donde y cuando lo tienen que aportar. Por eso en mLean, dotamos a las personas de movilidad y de soluciones simples, robustas y conectadas. Es el primer paso hacia esa industria de ciencia ficción que vemos en los vídeos promocionales de las grandes marcas automovilísticas. ¡No empecemos la casa por el tejado…o nos saldrá más caro el collar que el galgo!

Roberto Delgado Marcos
  • Twitter
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Google+
  • Facebook

Roberto Delgado Marcos

CEO de Mobile Lean

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This